M. ALBEROLA
Aunque la curación para la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) aún está muy lejos, se siguen dando pasos para lograr un tratamiento eficaz que erradique, o al menos, frene esta enfermedad neurodegenerativa. Así se puso ayer de manifiesto en la jornada que la Fundación Diógenes organizó para abordar los tratamientos actuales y nuevas expectativas de esta patología. Miguel Blanquer, hematólogo de la Unidad de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular del Hospital Virgen de la Arrixaca en Murcia, donde se está llevando a cabo un ensayo clínico sobre la ELA, aseguró que su cura aún está “lejos” pero cada vez se está “más cerca de frenarla”. Por ello, Blanquer afirmó que los enfermos “no tienen que perder la esperanza” y les animó a que se incluyan en los ensayos clínicos para seguir avanzando en el conocimiento de la enfermedad y en la búsqueda de una curación.
La directora de la Fundación, Elena Contreras, aseguró que hay expectativas depositadas en el ensayo que se está llevando a cabo en Murcia y que es ampliación del primero que se hizo en 2007 donde se trataron a 11 pacientes a los que se les inyectaba sus propias células madre hematopoyéticas en la médula espinal. En el actual, acabarán participando 63 pacientes que se dividen en tres grupos. A uno se les inyecta también en la médula espinal células hematopoyéticas autólogas. Al segundo grupo las mismas células se les introduce por el líquido cefalorraquídeo y al tercero mediante punción lumbar se les introduce suero fisiológico. Los resultados finales no se conocerán hasta 2014 ó 2015 ya que aún no están seleccionados todos los pacientes que participarán y una vez dentro del ensayo es necesario que estén dos años en tratamiento. No obstante, según Contreras, se espera que en el primer trimestre de 2013 se obtengan unos primeros resultados del grupo de pacientes que ya lleva un año con el tratamiento dentro del ensayo clínico.
Elena Contreras recordó que aún no hay un tratamiento eficaz, los enfermos solo pueden optar actualmente a medicación para ralentizar algo la enfermedad y cuidarse mucho para mejorar su calidad de vida manteniendo bien los músculos.
Las esperanzas también están depositadas en otro ensayo que dará comienzo en el primer trimestre de 2013 en Alicante y que será “más sencillo” que el actual ya que consistirá en introducir células madre hematopoyéticas en una zona de los pies para ver si las células dañadas se reactivan -los resultados se conocerán en un año-; y en un ensayo de un medicamento del que, también en el primer trimestre de 2013, se esperan conocer las conclusiones.

http://www.diarioinformacion.com/elche/2012/12/16/cerca-frenar-ela/1325628.html