Varias personas con esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de Lou Gehrig) han participado de un experimento con el que pretenden recoger datos para mejorar los sistemas de interacción entre cerebro y máquina.  Leer toda la noticia