El donostiarra Jaime Caballero se convierte en el primer español en conquistar la triple corona de natación de larga distancia